Mi rincón de Arte

Sin categoría

El Guía Interior. Este es uno de mis cuadros preferidos porque trata un tema importante para mí, como es el Guía Interior.

El guía interiorPero qué es el Guía Interior?

En el mundo en que vivimos, lleno de ruídos, prisas y distracciones -el samsara como dirían los budistas- tenemos necesidad de orientación y de guía. Necesidad de encontrar alguna verdad fundamental, algo auténtico y fresco que nos ayude a conectar con nuestro camino en la vida.

En la búsqueda de este norte, de esta verdad, a veces buscamos en el exterior la figura de un maestro o guía espiritual. Un ser más o menos iluminado, que tenga una gran sabiduría  y pueda ayudarnos en nuestro recorrido por la existencia en este mundo.

Sin embargo, en mi vida, muchas veces he necesitado esa ayuda y consejo de alguien sabio que me escuchara con atención, me comprendiera y me pudiera aconsejar…

Y mirando a mi alrededor, no he encontrado a nadie en ese momento, nadie a quien recurrir, a quien preguntar…ni siquiera nadie a quien llorar.

Y al hacerme consciente de esa soledad, me he vuelto hacia mi interior y he visto dentro de mí como cuando estoy en calma y silencio, puedo escuchar una voz que me habla.

A veces no es una voz muy clara.

Otras, está mezclada con diversas voces de queja, de rabia, incluso de tristeza o de miedo. Pero esa voz trata de hacerse escuchar.

Quizás la notemos en forma de sensaciones o de intuición. De tener corazonadas o sentimientos de que algo va a salir bien o a salir mal. O de que alguien no nos conviene o nos va a dar problemas.

A veces esa voz se hace escuchar en sueños.

Estoy hablando de la voz del Guía Interior. De ese sabio que todos tenemos dentro y que sabe lo que hay que hacer.

Decía San Agustín: no salgas fuera de ti, vuélvete sobre ti mismo, en tu interior habita la verdad”.

En este cuadro he querido reflejar a ese Maestro, ese Guía, representado como un angel protector.

En el centro del cuadro podemos ver a una mujer saliendo del mar, que de alguna forma necesita protección. En la inmensidad del mar se siente pequeña y frágil.

Pero en la calma el silencio de este amanecer, ella siente la presencia del Maestro Interior. Alguien más grande que está ahí siempre, viviendo, en esa calma, en esa tranquilidad y paz.

Algunas personas creen que al maestro hay que buscarle en el exterior y mientras no se encuentre, en sus vidas habrá una especie de vacío o de carencia. O que simplemente el maestro no se encuentra si no estás preparado o si no tienes cierto nivel de algún tipo.

Pero yo creo, como decía San Agustín, que “será necesario ayudar a que todos entren en el santuario interior y allí se examinen en profundidad”.

Ya que toda Alma tiene en sí, ese divino Maestro Interior.


Gracias a todos los que os habéis interesado por la obra de Eliana y habéis dejajado vuestros comentarios en este blog.

Lamentablemente, debido a nuestro proceso de producción artística, nos ha resultado imposible responder como nos hubiera gustado.

En breve podremos ofreceros las nuevas obras de Eliana.

Hasta pronto!